M el vampiro de Düsseldorf

M 1931. “M el vampiro de Düsseldorf”. En esta película no hay vampiros sino un asesino serial y mucho humo de cigarrillo. Frente a la lentitud de la policía, el crimen organizado se organiza aún más y junto con los mendigos se dedican a perseguir al asesino de niños. Lo genial de la película es que uno está cada vez más convencido de que el asesino se merece el peor castigo y 10 minutos después el director logra que el espectador cambie de opinión. Es la obra maestra de Fritz Lang y es tan moderna que cuesta creer que está filmada en 1931. La melodía que silba el asesino, en realidad está grabada por el mismo Fritz Lang. Valoración: primera en el ranking imdb.com!

M el vampiro de Düsseldorf

Pero  la p…! estas palomas de m…!

 

Ver M, el vampiro de Düsseldorf